jueves, 8 de diciembre de 2011

Capitulo I

CAPITULO 1:

En aquella noche reinaba el silencio. Ella caminaba deprisa, no le gustaban nada los lugares oscuros y mucho menos solitarios.
“¿Cuándo va a acabarse esta maldita calle? Me duelen los pies, la cabeza, tengo frío, sueño y por si fuera poco tengo ganas de vomitar…” Estaba sumida en sus pensamientos cuando de repente oyó tras de sí unos pasos además de los suyos.
Se paro en seco. Su conciencia le decía que ese ruido habría sido producto del alcohol, que no había de que preocuparse, que siguiese a adelante como si nada. Su instinto sin embargo, la decía que saliese pitando de ahí lo antes posible, pues mejor prevenir que curar, además no la vendría mal correr un poco, hacía ejercicio y quemaba las calorías que le sobraban, eran todo ventajas.
Además, la quedaba la solución de darse la vuelta y comprobar por si misma si aquello que había oído había sido su imaginación o no. Pero el miedo la dejó petrificada y no podía dar ni un paso ya fuese hacia adelante o hacia atrás. Sin embargo, la curiosidad la incitaba a darse la vuelta, aunque ya se sabe que la curiosidad mató al gato.
Al final, hizo de tripas corazón y se dio la vuelta.
Abrió los ojos como platos y la boca se la calló hasta el suelo. Ahí no había nada ni nadie. Menuda gilipollas, la próxima vez que me emborrache tanto llamare a un taxi para que me lleve a casa.
Con una sonrisita de alivio se dio otra vez la vuelta para volver a su casa cuando de repente una mano la tapó la boca, clavándole las uñas en una de sus mejillas hasta hacerla un poco de sangre.
Calló al suelo con el cuerpo de aquel extraño encima de ella. No podía ver su rostro, solo distinguió una amplia sonrisa de la cual destacaba dos grandes colmillos.
El extraño apartó su cabello castaño del cuello y poco a poco iba acercando su boca hacia el.
Ella sabía lo que iba a venir a continuación.
Esperó que el vampiro le hincara los colmillos. Pero ese momento no llegó. El vampiro se paro en seco y ella notó como corría unas cuantas gotas de sangre sobre su vestido. Unas gotas de sangre que no eran suyas.
Entonces una espada salió del cuerpo del vampiro y este se desplomo sobre el cuerpo de la chica. Ella, entre asustada y asqueada, pues no le gustaba nada la sangre, lo apartó rápidamente de ella.
Al alzar la vista, vio a una joven, que no pasaría de los 18 años con una katana en su mano derecha la cual, intuyó, había atravesado el cuerpo de ese ser asqueroso.
El vampiro, dolorido por la estocada, intentó levantarse mientras le dedicaba a la joven de pelo rojo unas lindas palabras tales como “¡¡¡PUTAAAA!!!” “¡¡¡MALDITA DHAMPIR, TE VOY A MATAR, DESGRACIADA!!!”. Entonces, la jovenzuela levantó su katana de la cual chorreaba unos hilitos de sangre y, con una sonrisa juguetona, le cortó la cabeza.
Eso era demasiado para la joven del pelo castaño. Después de echar todo el alcohol y la pizza que había tomado para la cena fuera de su interior, evitó mirar al vampiro y su mirada se dirigió hacia la pelirroja que la miraba con una mueca de asco.
Esta apartó la mirada, sacó un pañuelo blanco de su bolsillo que tiñó de rojo cuando lo pasó por su katana y lo tiró al suelo. Envainó su espada y se dirigió a la chica que estaba tirada en el asfalto, todavía un poco confusa por lo que había pasado y con ganas de volver a vomitar.
-Lárgate de aquí. Ahora. Vete a tu casa y olvídate por completo de lo que has visto.
Ella se levantó, como pudo y tambaleándose fue caminando hacia el final de la calle.
Una vez en casa, fue directamente al dormitorio y se tumbo boca arriba en la cama. La espalda aún la dolía por el golpe contra el suelo. Cerró los ojos y en menos de un minuto el sueño se apodero de ella

2 comentarios:

María dijo...

¡¡Es genial!! Y decías que te saliera mal... Me encantan las historias de vampiros *o* Soy Mi Vida En Manhattan en Tuenti ;)
¡Un beso y espero poder leer más pronto! <3

Elizabeth Bathory dijo...

Muchas gracias, Maria ;)yo aún no lei tu libro, y perdona por ello pero ya te explique lo atareada que estoy en estas "navidades" XDD.
En cuanto acabe los examenes me podre manos a la obra con el siguiente capitulo, espero tus comentarios!! Besos!!